Como planchar una camisa: La guía definitiva

como planchar una camisa adecuadamnete

Pocas cosas arruinan mas una buena impresión que una camisa arrugada. Mal aliento, tal vez. Un apretón de manos flojo. Restos del desayuno de la mañana escondidos en tu barba. Así que esta guía de como planchar una camisa y que quede perfecta te puede resultar muy útil en el día a día.

Las camisas son una prenda indispensable en el armario de cualquier hombre, las necesitas para trabajar, jugar y cualquier código de vestimenta que no implique shorts de baño. Así que una rutina de planchado de camisas adecuada es la única manera de hacerles justicia. Porque si no planchas tus camisas de trabajo adecuadamente te puede acarrear problemas a nivel laboral. Puedes dejar una imagen de dejadez que no te conviene.

Dicho esto, planchar no es tan fácil como parece. Es una práctica requiere práctica, y hay mucho que considerar si quieres hacer el trabajo bien hecho (y hacerlo en menos de 10 minutos). Así que aquí está la guía de cómo planchar tu camisa como un profesional, para ahorrarte tiempo, dinero y vergüenza.

 

Comprar una plancha

No es una tarea tan simple como parece, hay muchos factores que tener en cuenta a la hora de comprar una plancha. Todo depende de los materiales que plancharás, de la frecuencia con la que la uses y de la cantidad de camisas deque ensucies por semana.

Las planchas de vapor son el tipo más popular de planchas. Aplican vapor sobre una prenda al planchar para humedecer y relajar las fibras de la tela, facilitando que la plancha elimine las arrugas. Como regla general, las mejores planchas son las que liberan mas vapor.

Necesitará una plancha con una suela bien construida que es la característica que puede hacer subir mas el precio. Sin embargo, solo para hacer las cosas un poco confusas, hay cinco tipos diferentes de suelas. Primero, hay suelas de aluminio, que se calientan bien pero se pueden rayar muy fácilmente. Luego está el antiaderente, el paladio o el acero inoxidable, que se deslizarán a través de tu ropa con mayor suavidad. Por último está la de cerámica, que se desliza y distribuye bien el calor, y es bastante resistente.

Es recomendable optar por una plancha en el medio del mercado, ya que el precio no refleja necesariamente la calidad más allá de cierto punto. Consulta las distintas opciones online, pero deberás asegurarte de que la plancha se adapte bien a su mano y de que estas satisfecho con su peso, así como de estar seguro fácil y accesible que son sus controles. .

Pero a toda buena plancha le hace falta una buena tabla de planchar. No escatimes en eso ya que es parte indispensable de un planchado de calidad.

 

Como usar la plancha:

Antes de ponerse a planchar, asegúrate de usar un buen suavizante cuando laves tus camisas, ya que esto facilitará el planchado y mejorará su apariencia general.

Tu plancha tendrá con diferentes configuraciones para diferentes tipos de material. Y no cabe duda de que las camisas de hombre  de tu armario necesitarán diferentes configuraciones. Lo primero que puede hacer es revisar la etiqueta de cuidado de tu camisa para obtener instrucciones. Pero, como regla general, primero clasifica tus camisas en lino, algodón y sintéticos. Podrás ver el material del que está hecha tu camisa mirando la etiqueta de composición. De esta manera, puedes ajustar gradualmente las configuraciones en el orden de los materiales que requieren más calor, sin tener que esperar a que la plancha se enfríe a mitad de planchado.

 

Etiquetas de composición:

Camisas de algodón:

Para las camisas de algodón, plancha tu camisa ligeramente húmeda, con una plancha caliente. Plancha a lo largo y no en movimientos circulares, para evitar dañar el material.

Para telas más gruesas (como una camisa Oxford), planchar ambos lados de la tela producirá los mejores resultados.

 

Camisas de mezcla de algodón:

Usa poco calor para camisas de mezcla de algodón, con vapor. Plancha el interior o coloca un paño fino entre la camisa y la plancha para evitar marcas de quemaduras.

 

Como planchar poliéster:

Definitivamente has de usar un paño o algo similar para evitar cualquier contacto del hierro con la camisa aquí, porque el poliéster es un material extremadamente sensible al calor. Lo mismo ocurre con tus números de seda y satén.

 

Camisas de lino:

Usa una plancha caliente y moja el lado opuesto del lado que estés planchando primero. Cuando termines con ese lado humedece el otro lado que es el que irás a planchar.

Asegúrate de planchar estas camisas al revés, especialmente si son de un color más oscuro, para evitar crear brillos causados por el calor.

etiqueta de composición de una camisa para el planchado correcto

 

Cómo planchar una camisa

Usando un aspersor con un poco de agua o la función de rociado de la plancha, humedece la camisa generosamente. Depende de si vas a ponerte la camisa inmediatamente después de plancharla podrás humedecerla más o menos. Pero es bastante más fácil planchar camisas si están húmedas.

Deshaz todos los botones, incluidos los de los puños, luego sigue el orden que te enseñamos a continuación para no hacer arrugas sobre lo planchado.

El cuello: ábrela y recuerda planchar ambos lados, comenzando desde el exterior y trabajando hacia adentro. Dobla, pellizca el pliegue y pasa la plancha una vez más para marcar bien la doblez del cuello y que quede firme.
Los puños: al igual que el cuello, ábrelo y plancha el interior primero para eliminar cualquier arruga. De nuevo, trabajar desde el exterior hacia adentro.
El yugo: esta es la parte superior de la sección de espalda y hombros. Comenzando desde un lado, trabaja en el medio, luego gira la camisa en el tablero y plancha el otro lado
La parte posterior: ahora plancha el resto de la parte posterior, humedeciendo la camisa para combatir cualquier pliegue obstinado
La parte delantera: plancha la tapeta (donde se encuentran los botones y los agujeros de los botones) primero, pellizca y tira del extremo para facilitar el trabajo. Usa el extremo puntiagudo de la plancha para meterte entre los botones. Luego plancha el resto de la parte frontal.
Las mangas: asegurándote de que el pliegue esté en la costura, plancha ambos lados de la manga, tirando suavemente de un extremo para asegurarse de que estén tensas y no se formen arrugas que puedas marcar aun mas al plancharlas.
El truco es mantener la plancha en movimiento en todo momento, para que no se queme nada, al tiempo que eliminas las arrugas y evitas agregar nuevas. Tira suavemente de la camisa a medida que avanzas, pero no tanto como para crear arrugas. Parece complicado pero como se dice: la práctica hace al maestro

 

Consejos y trucos para un planchado fácil

Para un acabado impoluto, usa un spray de almidón (el tipico Toke de bote rojo) para obtener un acabado nítido y limpio para tu camisa. Son fáciles de encontrar en el supermercado y vienen con instrucciones de uso.

Si encuentras el extremo puntiagudo de la tabla de planchar poco práctico, puedes usar el otro lado. Esto te permitirá planchar más material de una sola vez sin mover la camisa.

Plancha tu camisa de adentro hacia afuera siempre que sea posible. Es un poco de esfuerzo adicional, pero será rentable por todas las veces que logres evitar arruinar tu camisa con una arruga bien marcada después de planchar sobre encima.

Evita planchar botones, cremalleras o cualquier otro material duro.

Si tienes prisa y necesitas una camisa formal de aspecto liso lo antes posible, limítate a planchar la parte delantera, el cuello y los puños, solo recuerda que no podrás quitarte la chaqueta si no quieres ser el centro de todas las miradas.

 

Aquí te dejamos un video explicativo por si aun tienes algunas dudas que resolver. Nos vemos!

 

Como planchar una camisa: La guía definitiva
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario